Gokai: “Solo por hoy, sé amable con los otros”

consciencia

Kyo Dake Wa Hito ni Shinsetsu ni

Solo por hoy, sé amable con los otros

No todo el mundo tiene la suerte de descubrir que uno es más de lo que creía hasta ahora. Solemos estar inmersos en nuestros pensamientos, en nuestra realidad, nuestro mundo único e intransferible. No nos damos cuenta de que nos estamos perdiendo lo más importante: la película de nuestra propia vida…

En general, “las personas viven en un eterno sufrimiento” y aquí es dónde Dr Usui propone intervenir.

Tú que estás en el camino Reiki, tú que estás en el camino, tú que has descubierto una manera para dejar de sufrir, comparte tu saber con tus semejantes, ayúdales. Ayuda al que suele deambular por su vida, sin saber muy bien cuál es su rumbo. En realidad, y como bien sabes, es simplemente una pérdida de rumbo pues ya no sabe quién es ni hacia dónde se dirige. Con Reiki, puedes ayudarle a reencontrarse, a redescubrir su esencia y a retomar su propio camino.

Es muy fácil perderse, desorientarse. Y estoy convencida de que tú también sabes de qué hablo… Esos momentos, los hemos pasados todos. Fueron más cortos o más largos, más difíciles o menos, poco importa. La cuestión es que tú puedes, ahora, ayudarle.

Reiki te vuelve a poner en el camino rumbo a casa, te permite sentirte otra vez pleno, completo… por eso, tú que sabes de esto y lo has vivido también, le puedes ayudar a reorientarse y a despertar, enseñarle a alejar el sufrimiento de su vida.

A veces es más simple de lo que nos creemos: ¿has pensado alguna vez cual puede ser el efecto de una sonrisa? Me acuerdo estar pasando una época bastante mala y durante unos días estaba totalmente en mis pensamientos, abrumada, temerosa. Salía tan solo para comprar lo justo y necesario, nada más. Un día, una señora que apenas conocía, me paró, y, por primera vez, me preguntó cómo estaba… no entendía qué estaba pasando. Unos minutos más tarde, la mirada de un señor se cruzó con la mía y su sonrisa iluminó mis pensamientos, mis dolores y mis penas. Algo en mí cambió, le devolví la sonrisa dándole las gracias desde el fondo de mi corazón. Su mirada y su sonrisa me transmitieron tanto que al día siguiente intenté volver a ver esa mirada. Nadie sabía quién era…

Desde que descubrí Reiki, y desde que entiendo la fuerza que puede tener una mirada o una sonrisa, procuro salir de casa con mi mejor sonrisa, dar Reiki con la mejor predisposición posible … una mirada vale más que mil palabras. Si una mirada es capaz de hacer este efecto, ¿qué podría hacer una persona iniciada en Reiki con una mirada?

Este precepto te invita a dar lo mejor de ti en todo momento y no olvidarte que Reiki es algo así como el reencuentro con uno mismo, el reconocer su esencia, la vuelta a casa… en resumidas cuentas: recordar quien eres.

mirada

Terapeuta Holística y Formadora en técnicas relacionadas con el crecimiento personal y el bienestar.

Deja un comentario

*

captcha *

error: Protegido por los derechos de autor