EFT

Emotional Freedom Techniques (EFT)

Es una técnica, creada por Gary Craig, simple y muy eficaz que cualquiera puede aprender y utilizar. También se le llama Tapping ya que mediante unos pequeños “golpecitos” o tapeos (tapping) en unos sitios concretos del cuerpo,
se moviliza la energía que crea estrés, un estrés concreto que crea malestar.

Estos golpecitos estimulan ciertos puntos de acupuntura correspondientes a unos meridianos, lo que permite liberar esta energía que hemos almacenado, de manera que fluya y se restablezca el equilibrio y bienestar.
Esta técnica permite trabajar aspectos emocionales o/y físicos de una manera eficiente, con uno mismo o con otro, de una manera rápida y efectiva, con el fin de conseguir una mejoría sorprendente en poco tiempo.

Se aplica en todo tipo de malestar emocional (miedos, depresiones, ansiedad, estrés, obsesiones, culpa, angustia, traumas, control de peso, dolores/enfermedades crónicos, anorexia, bulimia, adicciones, habitos, ….) así como en problemas físicos.

Puede ser un aliado increíble en nuestro día a día puesto que podemos observar unos cambios en el primer instante.
La podemos aplicar sin ningún problema con otras técnicas como Reiki, Hipnosis, Sanación Pránica, Acupuntura, Psicoterapia,……

EFT suele dar muy buenos resultados en casos dónde otras técnicas no han tenido el resultado esperado.
Nos invita a que nos escuchemos nosotros mismos desde la aceptación y la flexibilidad, desde la aceptación de nuestras emociones y sentimientos en el momento presente, pues toda emoción negativa genera estrés en nuestro cuerpo y distorsiona el sistema energético de éste. Aceptar y darse permiso para vivir estas emociones, permite liberarnos de ellas, restablecer el equilibrio en nuestro cuerpo.

Es exenta de sufrimiento o dolor, exenta de catarsis, simplemente ayuda a buscar las posibles causas a través de las cuales podemos resolver o/y generar un cambio. Al finalizar la sesión, sentimos calma interior, bienestar,
compresión y tranquilidad. EFT es una técnica que nos ayuda a reconectarnos con nuestro ser interior, con nuestra creatividad.

Aplicar EFT en nuestro día a día implica observar cómo nuestros problemas físicos empiezan a disminuir, cómo otros problemas pierden intensidad y nuestra vida empieza a ser más llevadera, sin tantas tensiones puesto que el estrés diario ya no minará nuestro cuerpo.

Apostemos por nuestra salud, apostemos por nuestra felicidad.


error: Protegido por los derechos de autor