Cristaloterapia

cuarzo con inclusiones de turmalinaLa Cristaloterapia es una medicina natural que existe en diferentes tradiciones del mundo entero desde hace siglos: chamanes y sanadores de todos los continentes han trabajado, y siguen trabajando, con el poder de las piedras. Utilizar los minerales es estar en sintonía con el mundo mineral y con el planeta, es el arte de la aplicación de los cuarzos, y otros minerales, para recuperar el bienestar del cuerpo y de la mente.

 

Desde hace ya muchísimo tiempo en civilizaciones mayas, aztecas, atlantes y egipcias, por ejemplo, se utilizaban minerales para tratar dolencias. Se sabe que en la época de los Faraones se utilizaban los minerales para aliviar dolores diversos o simplemente para actividades diarias de aseo.

 

Antiguamente, los aztecas llevaban collares y joyas, los adornaban con minerales  en función de las dolencias que padecían. Ya en aquel momento, habían encontrado cómo poder utilizar los minerales para armonizar y reequilibrar el cuerpo de la persona para recuperar y mantener su salud.  Todavía hoy en día, existen tribus amerindias que siguen triturando minerales hasta hacerlos polvo para hacer cataplasmas, por ejemplo.

 

Los cristales tienen la capacidad de captar, almacenar, transmutar, proyectar,  emitir, amplificar y reflejar la luz, máxima expresión de la energía.

 

En Cristaloterapia hemos de tener en cuenta que un mineral funciona en total equilibrio emitiendo tanta energía como recibe, por lo tanto, al trabajar con él, resulta imprescindible darle un cuidado muy especial, puesto que se le tiene que limpiar y cargar adecuadamente para conseguir los mejores resultados posibles.

rodocrosita

Cada mineral pone a nuestro alcance unas cualidades específicas no sólo por su color o por su forma, la fuerza y la energía que nos transmite, sino también por su composición. Todo ello lo hace vibrar de tal manera que entra en sintonía con nosotros y nos ayuda a encontrar el ajuste que necesitamos en este momento de la manera más adecuada.

La Cristaloterapia es el apoyo ideal a otras técnicas vibracionales o de masaje, pues actúa  en zonas estancadas, bloqueadas, o con algún patrón mental rígido al que no podemos acceder de una manera muy eficaz. Nos pone en contacto con nuestra parte inconsciente y nos permite, a través de los niveles energéticos, realizar los cambios  que necesitamos tanto a nivel físico, emocional, energético como mental. Además nos permite trabajar con nuestra memoria celular, desbloquear, transmutar y equilibrar el sistema energético para restablecer el flujo correcto de manera que el cuerpo se conecte con sus propios recursos de recuperación.

obsidiana1

 

Recuerdo un día, después de una larga jornada, una compañera se encontraba con una tristeza y un malestar muy grande. Le propuse coger una obsidiana al llegar a su casa, ponerla en su mano derecha durante 15 o 20 minutos mientras hacía una relajación. Al finalizar la enterró en sal y se dio un buen baño. Al día siguiente, se sintió mucho mejor, el malestar y la tristeza habían desaparecido.

 

 

Como tenía dos visitas programadas, se puso un colgante de labradorita, pues esta piedra es el mineral ideal para poder reforzar el campo energético y seguir ofreciendo lo mejor de uno mismo en su trabajo. La labradorita y la obsidiana tienen muchas más cualidades, pero en esta ocasión, éstas fueron las más adecuadas.

 

El mundo mlabradoritaineral es realmente fascinante. A veces, nos quedamos observando un mineral, su forma, su color, el dibujo que tiene en su interior, las transparencias, las iridiscencias… todo en él nos puede cautivar y fascinar. Entonces es cuándo uno puede preguntarse, ¿quién ha escogido a quién…?

 

Podemos utilizar un mineral como herramienta en una terapia Reiki u otra disciplina, como joya (colgante, brazalete, anillo…), y también, como elemento decorativo en una habitación. Puedes utilizarlos para adornar una habitación, así que ten en cuenta que se puede potenciar la protección, el descanso, la comunicación y/o la relajación según lo que desees y para ello podrás escoger un mineral y otro.

 

Cada mineral es un mundo, tiene sus propias cualidades. Si decides trabajar personalmente con él como colgante o pulsera, por ejemplo, o si lo vas a tener simplemente en el bolsillo del pantalón, te invito a que observes qué notas, qué sientes, qué pasa en ti, a tu alrededor, en tu cuerpo, en tu mente… el mineral puede actuar de una manera concreta, pero tú eres un ser único y los dos “trabajando al unísono” daréis posiblemente un eco al Universo, quizás, con unos matices, diferentes. No todos somos iguales. El secreto es la observación, el estar atento.

 

Cuando se trabaja con los minerales, se considera que cada mineral tiene una estructura creada por sus átomos y ésta se refleja en su campo energético. Cuando se pone en contacto  el campo energético del mineral con el campo energético de una persona (también podría ser el de una planta o de un animal, por ejemplo), éste último puede verse transformado y equilibrado.

 

Si decides utilizarlos en terapia, se abre ante ti un mundo muy grande, pues los minerales te van a permitir acceder a algunos lugares donde uno no puede acceder fácilmente, pero ellos sí.

La Cristaloterapia es el complemento ideal a cualquier tipo de técnica dónde la actuación de unos verdaderos catalizadores de energías sutiles como lo son los minerales es imprescindible.

cuarzo rutilo hematites

 


Contacta ahora

¿Deseas recibir más información sobre las actividades que realizo, terapia o  realizar una consulta? Envíame este formulario de contacto con tu comentario. Te contestaré en la mayor brevedad posible.

 

Nombre (requerido)

Email (requerido)

Mensaje


error: Protegido por los derechos de autor